La niñez y la añoranza – Poema

Éramos niños ¿recuerdas?

Corríamos eufóricos de un lado a otro.

El caballo escondido en la escoba nos retaba.

Y la luna leía nuestras cartas escritas en un papagayo.

La visita del tío llenaba nuestro mundo de confites;

y un paseo entre su ofrenda de sorpresas.

¡Ah, la niñez!,

 El palpitar acelerado de nuestros corazones jamás nos aterraba.

Nuestra infancia era de azúcar.

Dormíamos con una sonrisa al anticipar los chapuzones.

Y  las olas siempre cómplices,

 solo el hambre las obligaba a sacarnos.

Aquel pan con arena era  manjar de dioses.

Y de regreso, bañados de sol y amor materno,

continuábamos el sueño de la noche anterior.   

¿Cuándo fue que  perdimos el regocijo por la vida?


Contenido original

Imagen principal


Tres haikus para un domingo

Saludos amigos de Steemit, es domingo, y me provocó escribir unos haikus.


Recordarte hoy

es quitar  telarañas,

¡qué  desperdicio!


 

La paz eterna

salva más a los vivos

que a los muertos


 

La agonía

del agradecimiento

es el olvido.

 


Contenido original

Imagen propia, elaborada por mi hijo para mí, con el programa Adobe Illustrator.