Dejo aquí unas líneas de intención poética que incluye una reflexión acerca de la vida.

 

Vivir solo te muestra caminos:

unos amplios, frescos y olorosos,

otros escarpados, pedregosos y torcidos.

 

Avanzar es el reto,

aprender, el premio.

 

A veces se piensa que el camino malo es el peor,

porque se sufre el cansancio y la fatiga por tener que rodar en él,

porque la piel guarda el mapa de los sacrificios.

 

No obstante la llegada y el descanso son la recompensa.

Nadie quiere avanzar por lo espinoso

y al primer roce asume el escarmiento.

Otros han hecho sus propias trochas

y han conocido la amabilidad de las zarzas y las piedras.

Han construido su templo en medio de la barbarie,

y entrenados como están en la rudeza,

han preferido conocer la rosa,  prevenir el aguijón,

Y apreciar en  ella solo lo benigno de su naturaleza.

 


Hasta aquí mi producción de hoy, tu opinión es importante para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *