Mensaje diario de cinco minutos 20 de abril de 2020 Bolsa de grano

Esta es mi entrada a la invitación que hace @latino.romano, de escribir durante cinco minutos a partir de una expresión dada.  Si deseas hacer el ejercicio aquí está el link. 

La expresión propuesta para hoy es bolsas de grano

 

La mujer se quedó mirando a su marido,  este sacaba un pie del chinchorro,  lo afincaba contra la pared y acompasadamente se mecía; una y otra vez repetía el movimiento y el crujido de las alcayatas se acentuaba por momentos.

-Vas a tener que levantarte, ya no queda nada para comer –le dijo- deteniendo con una mano el movimiento que provocaba el  angustioso sonido.

Él se incorporó y la miró, ella ya conocía esa mirada, así que no la enfrentó, solo escuchó la respuesta áspera.

—Y qué quieres tú que haga yo, a mí nadie me da trabajo.

—A mí las señoras me dijeron que ya se plancharon toda su ropa, que hasta que no pase esto no me necesitarán, algo tendrás que hacer porque ahí lo que queda son tres topochos y un pedazo de yuca.

Más por no escuchar a la mujer que por querer salir, Julián se puso el tapaboca que lo tenía colgado en un clavo, se puso una mugrienta gorra y salió a la calle.

Al rato, entró jadeando por el calor y  colocó sobre la mesa dos bolsas de grano amarillo, que hicieron que Juana pegara un grito.

— ¡Julián, eso no se ablanda nunca, ya no nos queda gas.  Vas a tener que cortar leña!

Ignotos confines atrapan la mirada de Julián, él sabe que en la desesperación está la muerte, solo le toca seguir esperando.

El tiempo de producción es de cinco minutos, pero luego entra el proceso de edición, cambio por sinónimos, revisión de coherencia y concordancia hasta que nos gusta el texto y publicamos.

 


Contenido original

Imagen principal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *