Mensaje diario de 5 minutos – 11 de marzo – A manera de conjuro – Poema

A la amiga de la amiga mía, le ocurrió algo parecido e inspiró este poema que además tiene la «palabra», que es la propuesta hoy por el amigo @latino.romano en su Spanish Freewrite. Comencé a la carrera de los cinco minutos, pero me tomó otros quince arreglarlo. Si deseas saber de qué se trata te invito a leer aquí.


 

Yo he escuchado su voz

rara, hueca, y pausada,

Sin proponérmelo a veces,

sin ni siquiera  pensarla.

Como si allí se escondiera

o esos cuartos habitara.

 

Solo la conocí en fotos,

risueña, muy relajada,

compartiendo con la gente,

acalorando la almohada,

repartiendo finos dulces.

A veces acicalada,

le hacía caricias al perro

o el huerto también regaba.

 

Dicen que se  fue hace años,

a retocar sus afectos,

a organizar su mesnada,

pero sin que ella supiera

quedó su recuerdo intacto

regado en toda la casa.

 

Todos perpetúan su historia,

todos contentos le alaban.

Sin darse cuenta a un fantasma

forma y cuerpo le van dando,

van regando cuentos nuevos

invenciones y charadas.

 

Ahora  tocará –eso creo-,

desalojar viejas almas,

desandar falsos senderos,

desmontar querencias vagas,

atizar fogones nuevos,

amenizar la palabra para

espantar viejas sombras,

apariciones, espectros

y toda visión que dañe

la creación de lo nuevo.


 

Contenido original

Imagen principal


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *