Y brindo a mi manera – Poema

A mi hijo en su cumpleaños.


 

A veces la vida se ve como en un caleidoscopio.

Cada momento surge una gama de colores inusitados

que sorprenden y alegran la visión.

Es grato ver las formas diversas que emergen de nuestras acciones.

Como nos mostró el poeta:

Cuando extrajo miel o hiel de las cosas

fue porque puso hiel o mieles sabrosas.

Es grato degustar ese vino prometido,

la unión y convivencia agradable,

el apretón de un abrazo verdadero,

la emoción de la llegada,

la esperanza del regreso.

La fortuna de ver la sonrisa en los rostros amados

nos habla de vida buena,

nos reafirma la querencia,

Y brindamos aun con agua

la fusión y la belleza que nos deja la vivencia.


Contenido original

Imagen principal


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *