El placer de hablar – Reflexión

Cada día que pasa me aferro más a la palabra: la oral y escrita, las necesito como parte importante de mi funcionamiento diario. La ausencia de ella hace estragos en mí. No me refiero a la palabra repetida, escuchada y vaciada como si se tratara de algo que hay que arrojar, no me refiero a la cotidiana escuchada en la calle, ajena y obscena, no. Quiero la palabra nueva, esa que surge por la reflexión de lo que somos, esa que nace solo para mí y que mis oídos veneran, asombrados y hasta cómplices por lo grato del evento.

 

Hablar es transitar túneles privados donde la emoción emerge, es intercambiar las almas para conocerse más. En espacios como estos la conversación se vuelve un intercambio necesario y obligatorio, hasta que ya no hace falta sino la mirada, para percibir el sentir del otro, y que solo tomarse de la mano baste para transmitir paz.

 

Pero antes no, si no se practica la conversación con el deseo de conocer los pensamientos, si no se cree en la necesidad de esa expresión cotidiana, si no se anhela compartir las tandas de recuerdos mutuos, no se espere avenencia, ni alianza, ni compromiso.

fuente

Pareciera algo banal el tratar de convencer a las personas de lo importante que resulta tener un buen nivel de conversación, para la calidad de las relaciones personales, sobre todo en las parejas o padres e hijos; pero es que son muchas las personas que se aíslan y bien sea por antipatía o ignorancia pierden la posibilidad de vivir y no es exageración, muchos coinciden en que hablar es como respirar.

 

Y efectivamente lo es, mantener buenas relaciones interpersonales con nuestros seres queridos establece una atmósfera de armonía que es muy beneficiosa siempre. Cuando cuesta hablar, nada mejor que una carta, en estos momentos un correo electrónico o un mensaje de texto y expresar allí el sentimiento. El resultado siempre será bueno.

Tu opinión es importante para mí.

Contenido original

Imagen principal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *