Mientras espero – Poema

 

En la hora de las decisiones

yo envuelvo mi silencio.

Tenues, las suaves pisadas

van mostrando mi destino.

 

La sabia naturaleza desentona con su canto:

grillos y lechuzas se asoman al festejo.

Llega la noche,

alegre, un desfile inusitado de aves canoras

arriban tarde a su refugio,

se vuelve a romper la paz.

pero les pido prudencia.

 

No es hora de que sepan,

lo que atormenta mi espíritu.

El momento llegará y será perfecto.

Me presentaré ante ti y en tu regazo

reanudaré mis sueños perdidos.


Contenido original

Imagen principal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *