Reconociendo la felicidad – Reflexión

Desde que estoy en Steemit observo que hay temáticas similares, sin que se trate de retos o concursos, ayer por ejemplo, leí varios posts que tocaban el tema del café: poemas, reflexiones, invitaciones, tutoriales de cómo tostarlo, entre otros. Hoy nuevamente recorro posts con la etiqueta “spanish” y me encuentro varios con coincidencias, inclusive recetas de cocina acerca del mismo postre, y un tópico que para mí es muy atractivo como lo es el de la felicidad que lo toca @slwzl, “¿Estás conforme y feliz con tu vida?”

 

¿Soy feliz? Sí, pese a lo que sea, soy feliz y lo seré porque mi visión, mis expectativas, mis gratitudes, mis regalos diarios solo me llevan a ese terreno. Solía decir y lo mantengo ahora, “si no nos duele una muela no deberíamos estar tristes” y es que un dolor de estos es uno de los más insoportables, porque a veces ni lo calma el analgésico y causa enojo. Así que si te das cuenta que no tienes ese malestar ya tienes un motivo para estar feliz.

 

Vivir con niños nos obliga a mantenernos dichosos, ellos no merecen nuestro mal carácter, y hay una retroalimentación directa, jugamos con ellos y nos llenamos de ese entusiasmo que nunca pierden y si lo hacen es por muy poco tiempo.
Imagen de archivo personal
Reconocer la naturaleza y lo pródiga en favores, abundancia de colores y frescor con que nos recibe cada día es un motivo más para sentirnos agradecidos y por lo tanto felices. No hay día que no obtengamos de ella algún elemento beneficioso y abundantemente.

 

Tener mascotas y ayudarlas en su desarrollo nos llena de una energía muy favorable, saber que estamos beneficiando a un animal indefenso, que depende de nosotros y responsablemente cuidamos de su vida, es un motivo más para sentirnos bien.

 

Ocupar nuestro tiempo en actividades productivas es también una manera de canalizar el mal humor o aquellas sensaciones que generen depresión y hagan ver la vida de manera negativa. Este tipo de tareas siempre trae consigo un beneficio para nosotros y los nuestros y esa sensación anima y da satisfacción.

Imagen digital elaborada por mí con el programa Paint Tool Sai

A veces se piensa que condiciones de óptima salud, mucho dinero, lujos y viajes son las idóneas para sentirse feliz, pero hemos sabido de personas que están en estas situaciones y aun así no lo son, lo que implica que no es lo externo necesariamente lo que va a dar esa sensación. Cada persona tendrá, si lo desea, el mecanismo adecuado para sentirse bien.

 

Ante la pregunta inicial podría decir que: conforme no estoy, lo que me mueve a seguir estudiando, conociendo y aprendiendo, pero feliz, sí, y mucho.
Contenido original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *