Forzando la poesía – Ejercicio con palabras aleatorias

Generalmente, la poesía surge de manera espontánea, las palabras se van organizando y silenciosamente va tomando cada una su puesto, pero algunas no, hacen bulla y se mueven de su sitio hasta que se caen, entonces toca sustituir por otra que atormente menos.

Hoy he forzado la creación haciendo uso de una página que da palabras aleatorias en español.  Y a medida que surgían iba realizando cada verso.  Estas fueron las palabras: recreo, volante, abejas, suelas, estribos, competencia, impaciencia, resquemor, suave y cuento. Este es el ejercicio.

 

En este recreo no hay nadie que me robe la merienda.

Con mano fuerte aferrada al volante alguien guía mi destino,

huimos como si un millón de abejas se acercaran a nosotros,

hasta que nuestras suelas nos obligan a poner fin a la carrera.

Ya no hay quien pierda los estribos y grite.

La calma ganó la competencia,

ni un gramo de impaciencia,

ni un ápice de resquemor.

Qué suave se lleva la existencia

cuando sabemos que es solo un cuento que se niega a concluir.

Contenido original

Imagen principal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *