En busca de inspiración – Reflexión

Existe un estímulo, una pequeña alegría, una fuerza que llena el cuerpo y la mente y da la energía para realizar una actividad, se llama inspiración.  A ella la necesitamos para todo, hasta para vivir.


 

Muchas veces nos levantamos y dejamos que el pesimismo o el desánimo se adueñen de nosotros y perdemos esa luz interior que nos impulsa a hacer las cosas.  Cuando estamos de esa manera nos cuesta asumir hasta lo básico del día a día, una especie de letargo nos paraliza y dejamos de funcionar de la manera como estamos acostumbrados.

 

Cuando esto se da de manera recurrente y la persona se acostumbra a esta forma de vida pierde oportunidades de aprendizaje y de crecimiento.  A veces es algo eventual o pasajero y luego se vuelve a retomar el ritmo de producción.

 

Hay quien visualiza la inspiración como un hecho extraordinario donde algo inusual le inyecta un ánimo y una energía que le hace producir textos extraordinarios o auténticas obras de arte y en la espera de ese acontecimiento deja pasar los días. Es conocida la expresión atribuida a Picasso que dice “cuando llegue la inspiración que me encuentre trabajando”.  Creo que ese entusiasmo y esa energía creadora se consiguen en esos momentos cuando nos encontramos sumergidos en la creación de algo.

 

Un músico que constantemente está experimentando con su instrumento musical o frente a la partitura, dependiendo del caso, tendrá más posibilidades de que la musa le visite, que aquel que se entrega a otras cosas porque no se siente inspirado.  Esto ocurre igual para cualquier arte.  Tener a mano los papeles y pinceles, los lápices de colores, el bolígrafo, o el computador para dejar plasmadas todas esas ideas, que se cruzan en nuestra mente, es lo más recomendable para que la inspiración se instale a nuestro lado.

 

Salir en la mañana a caminar, ver la naturaleza y agradecer todo eso que se nos da gratis  día tras día es un importante ejercicio para enfrentar con optimismo la vida misma.

 

fuente


Contenido original

Imagen principal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *