Cinco minutos de escritura y una historia o un poema, todo depende de la inspiración, es la propuesta de @latino.romano.

Collar rosa

Saturna, ese fue el nombre con el que sus padres decidieron que se enfrentara al mundo, por supuesto que fue víctima de los juegos infantiles en la escuela, esos que ahora llaman bullying,  pero ella tenía una personalidad que no permitía que nada la opacara; siempre supo cómo hacerse respetar y al final sus compañeros de clases se cansaron de molestarla; aún conserva algunas amistades de esa época.

Un día se pusieron de acuerdo para hacerle una desagradable broma a una profesora que les caía mal. Ella fue la encargada de conseguir la caja para guardar el supuesto regalo, que sería una piedra. Llegó el momento de entregarlo y ella tenía la responsabilidad de la mala acción. Los compañeros habían agitado la caja y por el sonido creían que ella había colocado pequeñas piedras sueltas: todos en ascuas, la profesora primero muy seria, luego con cierto aire de ternura y al final con una alegría inusitada que sorprendió a todos. No era una piedra sino un collar rosa, Saturna se había sentido mal de ser la portadora de ese regalo y había  decidido colocar el accesorio, que había recibido hacía un tiempo de parte de su tío.

 

El trato de la profesora no cambió, pero ellos comenzaron a verla diferente, con el recuerdo efímero de su alegría por el regalo y  aquel collar que chocaba con sus facciones algo grotescas y dejaron de tenerle ojeriza;  al parecer algo bueno salió de la supuesta afrenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *