A una amiga que emigra – Poema

Estamos llenos de historias de familiares y amistades que se ven forzados a dejar el país y la inevitable despedida llena de incertidumbre.  Mañana se va a nuevos rumbos una amiga con la que me unen 38 años de amistad.  Este es mi texto para ella.

No solemos despedirnos de la noche.

Ella acudirá segura cada final de día,

con estrellas o sin ellas, estará allí arropando los sueños.

Igual, no he de despedirme de ti,

que has sido tan constante en mi vida,

como el agua,

como el aire.

Has acompañado mis buenos momentos.

Tu risa inigualable, tu entusiasmo perenne,

ese consejo a tiempo,

la mirada austera cuando mis palabras no te suenan

y tu alegría por mis triunfos, como si yo, tu hermana fuera.

Ahora que también te vas en busca de progreso,

no puedo sino alegrarme por ti y tus decisiones a tiempo.

Sé que te irá bien, porque eres dueña de la palabra diáfana,

el espíritu amable y la sabia conseja.

Igual no pensaré si he de volverte a ver,

eso se lo dejo al destino,

pensaré que estás en el lugar de siempre,

al otro lado del río,

contemplando amaneceres,

deshilando historias viejas,

y construyendo puentes imaginarios para transitar por ellos.

¡Feliz viaje!, nos recordaremos por la magia y el espíritu del aroma del café.

Contenido original

Imagen principal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *