Es sencillo, se coloca una alarma de cinco minutos y se comienza a escribir tratando de que la palabra que nos ha sido dada encaje en el texto, lo demás es dejar correr los dedos, hasta que el tiempo transcurra. Es la propuesta diaria de @latino.romano. Para participar lee las reglas aquí.

Hoy he sacado de mi estuche mi vieja guitarra, ha perdido su olor, y ahora al recostarla a mi cuerpo la siento lejana es como si hubiese perdido su contorno habitual. Por supuesto que no es así, solo que tanto tiempo sin rasgar sus cuerdas, mis manos se deshabituaron a ese sonido especial que recreaba mis momentos.

 

Intento sacar Escaleras al Cielo de Led Zeppelin, y me sonrío al evocar los sentimientos que se agolpaban en mí, cada vez que tocaba esta melodía. Todo ha cambiado, el tiempo, la guitarra y yo, ya no somos los mismos. Ahora los sonidos desafinados me muestran la realidad del presente también desarticulado, extraño. Parece mentira que las cosas que una vez parecían fundamentales para la vida, se vuelven un día tan lejanas y distantes que solo recordarlas un dejo de insatisfacción y sonrisa obligada es lo que nos queda.

 

Todo cambia y el presente siempre será lo mejor que tengamos, aunque la guitarra se niegue a acompañarnos, la brisa tenue de la mañana sí lo hace y sigue trayendo el trino de los pájaros como si nada hubiese cambiado.

Contenido original

Imagen principal la propuesta por el reto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *