Me he encontrado esta invitación para el fin de semana, no podía dejarla pasar de lado.  Se trata de seleccionar uno de los temas propuestos en la semana y hacer tu texto de cinco minutos.  Yo escogí: Pizza de peperoni rancio.  Te invito a leer más aquí, por si deseas participar.

Había escuela,  la maestra había mandado una nota, y al padre se le había olvidado entregarla, los niños debían llevar una caja de cartón y unos pinceles,  junto con la lonchera.

Los nervios la tenían agobiada, pronto pasaría el transporte,  ella además, tenía que estar en una consulta médica  a las nueve de la mañana.

¿Dónde hay una caja?, gritaba, pero no recibía respuesta.  Su ira subía por momentos, no lograba hablar bien, nadie le contestaba; había encontrado el papel en el bolsillo del pantalón de su esposo, antes de meterlo a la lavadora.

 Volvió a gritar y salió el hombre del cuarto, ¿qué escándalo tienes, hoy domingo? ¿por qué tienes las mejillas como pizza de peperoni rancio? Él siempre tenía una salida ocurrente,  cuando la veía estresada, fue allí cuando se dio cuenta de que había confundido el día,  que sus hijos no tendrían clases,  ni ella consulta, y  en silencio para evitar las bromas,  volvió a la cama. Una suave caricia en su cabello la hizo dormir nuevamente.fuente

Contenido original

Imagen principal propuesta por el reto aquí


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *