Estoy encantada con este ejercicio: escribir por cinco minutos con la motivación de una frase sugerida, te invito a hacerlo, puedes leer más aquí. La expresión de hoy es: «10.000 pies de elevación».

Verte hoy ha sido lo mejor que me ha pasado, no sabía que vendrías y sin embargo, estaba dispuesta, sabía que algo importante ocurriría hoy con tu presencia.   La gente suele decir que cuando uno espera algo con emoción,  eso no ocurre pero a mí no me gusta dejarme llevar por supersticiones ni creencias de los demás, yo tengo las propias, si me dispongo  para algo y eso ocurre pasará así mi pensamiento esté a 10.000 pies de elevación, siempre me acusaron de ser despistada y de estar creyendo en pajaritos preñados.

 

Hoy que has  vuelto a visitarme y te impones aunque yo no quiera, no debo sino alegrarme, gracias a ti hay vida, todo se hermosea, y hasta nuevos olores pareciera que se esparcen con tu presencia,  ¿qué tal si no te esperara?, ¿qué tal si no me preparara para ti?

 

Debo estar muy pendiente de tu llegada porque si no, me lo harás notar a la fuerza ya tengo unos cuantos baldes  bies dispuestos y si acomodo bien la cama es posible que no me afectes,  total es parte de la vida, todos los años es igual.  Bienvenida lluvia con las incontables goteras.

fuente


Contenido original

Imagen principal la propuesta por el reto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *